¡EL GOBIERNO SACRIFICÓ A CHILOÉ!

En abril, Chiloé vivió una de las crisis sociales y ambientales más grandes de la historia de Chile. Luego de 4 meses de investigación independiente, Greenpeace descubrió que el gobierno traicionó a Chiloé: permitió que la salmonicultura contaminara nuestro mar, que es fuente de sustento de comunidades y hábitat de especies únicas.

Lo que ocurrió en Chiloé es inadmisible: el vertimiento de salmones que el gobierno autorizó, desató la crisis económica y social en la isla. No podemos permitir que esta situación se repita, debemos preservar nuestros océanos y toda la riqueza que se desarrolla a su alrededor. Súmate ahora y exígele al gobierno que tome medidas concretas para que esto no ocurra nunca más. Completa el formulario a continuación.

personas ya participaron

¡FIRMA AHORA!

Deja tu firma para enviarle esta carta al Ministro Luis Felipe Céspedes y pedirle que tome medidas concretas para que lo que pasó en Chiloé no se repita nunca más.


Al firmar, aceptas nuestra política de privacidad. Recibirás información sobre nuestras campañas y formas de participar. Podrás desuscribirte cuando quieras.